Saltar al contenido
Los mejores perfumes para hombre – Opiniones y recomendaciones【2017】

Davidoff Cool Water, una MARAVILLA hecha perfume

Davidoff Cool Water

La historia más absurda que he leído sobre Davidoff Cool Water es que su creador robó la fórmula a los antiguos perfumistas egipcios, quienes la crearon para el faraón Ramsés, feo como el pecado, y que fue este perfume el que le ayudó a tener mucho éxito con las mujeres.

Teniendo en cuenta que uno de los ingredientes destacados de este perfume es el Calone, sintético creado a mediados del siglo 20, la historia se hace un poco difícil de creer.

Bromas aparte, que haya tantas historias, mitos y anécdotas girando alrededor de este perfume ya nos da una idea de que tiene algo especial. No es el típico perfume. Es un perfume que genera todo un imaginario a su alrededor. Y no es para menos, la verdad. Davidoff Cool Water es un perfume MARAVILLOSO.

¿Por qué gusta tanto el perfume Davidoff Cool Water?

Imagina el momento en el que te lanzas al agua del mar después de un par de horas al sol, en la playa. La primera sensación es el shock térmico. El agua fría entra en contacto con la piel caliente. Es una quemadura al revés.

Después de ese shock inicial la sangre vuelve poco a poco a tu piel y el calor que hasta hace un momento te resultaba insoportable vuelve a ser agradable y reconfortante. Es una sensación fuerte que provoca adicción, la misma que la comida muy picante o los saltos en paracaídas. Y esta es la sensación que reproduce Davidoff con Cool Water.perfume hombre davidoff cool water

¿Cómo lo consigue?

Cool Water de Davidoff parte de una composición tradicional para un perfume masculino, el fougère aromático, en la que las hierbas se han elegido por su capacidad de refrescar (menta, lavanda, coriandro).

Ya tenemos dos elementos para que guste, la asociación con lo que siempre ha sido “un perfume de hombre” y el frescor, y todos sabemos cómo gustan los perfumes frescos.

Sólo con esto habría sido suficiente para crear un perfume agradable, probablemente. Pero no uno que merezca el nombre Cool Water, agua fría. Por eso se le añadió la nota marina. Así Pierre Bourdon, el creador del perfume, lleva al extremo el efecto de frescor, reproduciendo la sensación de tirarse a las aguas frías del océano.

A medida que la composición se va desarrollando, aparecen notas más cálidas, florales: jazmín, neroli, geranio. Luego se le unen las maderas, el sándalo y el cedro blanco. Hacia el final del desarrollo llegan el ámbar, el tabaco, el almizcle y el musgo.

El efecto final es una colonia muy masculina, directa, incluso algo cortante. Aunque tiene bastantes matices, todos ellos cuentan la misma historia. Es un perfume coherente, completo.

Davidoff Cool Water, lanzado en 1988, fue uno de los perfumes que iniciaron la revolución de las fragancias marinas. Después de él se desató la locura y salieron los famosos Eternity for Men (1989), Kenzo pour Homme (1991) y L’Eau d’Issey pour Homme (1994).

Desafortunada (aunque comprensiblemente) ha sido muy, muy, muy popular, uno de los perfumes más vendidos de todos los tiempos.

Y digo desafortunadamente porque ha sido imitado mucho por la perfumería funcional: Fragancias similares se han utilizado en cremas de afeitar, geles de ducha, ambientadores, jabones. Tanto que hay quien dice que es Cool Water el que huele a crema de afeitar, gel de ducha, ambientador o jabón (una injusticia, claro).

Cool Water de Davidoff y las hamburguesas sin pepinillos

Trabajando en esta reseña me enamorado de Cool Water a nivel racional. Ya, suena absurdo, pero os lo puedo explicar. Entiendo lo que se ha querido hacer con este perfume y me parece una idea brillante. Tengo mucho respeto por el trabajo que ha sido necesario para hacer realidad esa idea.

Pero a nivel emocional… no me gusta. De hecho creo que no me gustan la gran mayoría de los perfumes fougère frescos. Y eso que en los ’90 los adoraba, especialmente Eternity for Men de Calvin Klein.

Pero hace un par de años me di cuenta que mis gustos olfativos han cambiado de manera radical. De golpe dejaron de gustarme los acuáticos y los pesados orientales me resultaban cada vez más reconfortantes.

Sin embargo, soy consciente de que esto es un gusto puramente personal. Tengo totalmente claro que este es uno de los mejores perfumes que se pueden comprar, sea para uno mismo o para regalar. Esto solo es una opinión personal y que entra dentro de las rarezas de cada quien.

Digamos que me pasa lo mismo que a la gente que no quiere pepinillos en su hamburguesa, cuando a mi me parecen imprescindibles. Yo no lo entiendo (¿cómo pueden no gustarte los pepinillos?), pero ellos tampoco entienden que me gusten. Así que ignora mi opinión personal, es fruto de la crisis de la mediana edad seguramente 🙂

Prueba Cool Water si no lo conoces. Si te gusta, llévalo, es una obra maestra. Si no te gusta tanto, utilízalo como material de estudio para comprender qué es un buen perfume.

 Anuncios del perfume:



Ficha de Davidoff Cool Water

Año: 1988
Tipo: Perfume para hombre
Creador: Pierre Bourdon
Categoría: Fougère Aromático
Salida: Lavanda, Cilantro, Menta, Romero, Azahar
Corazón: Jazmín, Musgo, Geranio, Sándalo
Fondo: Ámbar, Almizcle, Sándalo, Cedro
Comentario: Un perfume mítico que ha creado escuela. Si queréis un perfume “fresquito”, con fragancia fría y limpia, éste es el mejor.

Comprar Davidoff Cool Water

Seguro que, después de todo lo que hemos dicho sobre Cool Water de Davidoff, estás deseando probarlo, ¿verdad? si todavía no lo has hecho, te recomiendo que lo hagas a través del siguiente botón, que te redirigirá automáticamente a la tienda online que lo vende al precio más bajo. ¡Vamos allá!

Y, ahora, si quisieras echarnos una mano para seguir creciendo, agradeceríamos mucho que compartieses este análisis en tus redes sociales.