Saltar al contenido
Los mejores perfumes para hombre – Opiniones y recomendaciones【2017】

Eau Parfumée au Thé Vert de Bulgari, el perfume de la PAZ

Eau Parfumée au Thé Vert de Bulgari

Bulgari es una de las marcas más lujosas que hay en el mercado, dedicada especialmente a la moda. No es distinto en el caso de la perfumería, donde también tiene un lugar destacado. Hoy, hablamos de Eau Parfumée au Thé Vert. Como verás, un perfume irresistible.

Bvlgari Eau Parfumée au Thé Vert: ¿Cómo huele?

¿Es posible que aún no conozcas Eau Parfumée au Thé Vert?comprar perfume hombre bulgari eau perfumee au the vert

Bueno, por si todavía hay alguien que no lo conoce, es un cítrico especiado. La parte de especias es muy Jean Claude Ellena, la encontraréis en otros perfumes suyos de la época “madura”, como Déclaration de Cartier.

Es un perfume muy limpio y fresco, a llevar a juego con una camisa blanca impecablemente planchada. No tiene mucha proyección y si su persistencia os parece insuficiente, podéis comprar la versión Extreme.

Si hay algo que evoque este perfume es, sin duda, a la paz. Es una fragancia para olvidar el estrés y descansar tranquilamente. Así que, si lo que quieres es transmitir tranquilidad y bienestar tanto propio como para los que te rodean, este es tu perfume.

Además, nunca está de más decirlo: Es el primer perfume que incorporó un acorde de té.

La historia detrás de Eau Parfumée au Thé Vert de Bvlgari

La historia de Eau Parfumée au Thé Vert es tan tierna que podría ser un guión de Hollywood.

La peli empezaría con el protagonista, guapo y carismático, de mediana edad (o sea, George Clooney), sentado en el jardín de su casa en la Provenza francesa. Está tomando una taza de té con su mujer (físico agradable, pero nada especial, cualquier actriz de segunda fila rubia y paliducha nos vale) y el sol del atardecer se refleja en las tazas.

La imagen es tan perfecta que genera el equivalente estético de la anorexia:

Nada de lo que nos rodea nos parece suficientemente bonito, lo que nos provoca el deseo de comprar una casa más grande. O una tetera por lo menos (al final, compramos una caja de té caro en el Club del Gourmet, que nunca llegamos a abrir porque no tenemos la costumbre de tomar té en casa).

George Clooney se levanta de la mesa, le da un beso en la frente a su mujer y se va a su estudio a trabajar.

Siguiente imagen: George Clooney en el estudio, frotándose la frente, escribiendo fórmulas en un papel, tachando, rebuscando entre papeles arrugados, diciendo de vez en cuando “Sí, eso es” y “No, no, no, esto no va a funcionar“. Ya sabéis, el artista creando, obsesionado por una idea.

Después de eso: Clooney en una tienda de tés en París, para empeorar nuestra anorexia estética. Está con el dueño de la tienda, oliendo los tés, apuntando cosas con una pluma Montblanc en una libreta Moleskine (no nos olvidemos del product placement, hay que diversificar las fuentes de ingresos de la peli).

Vuelta al estudio de Provenza, otra vez el artista creando. Al final de la secuencia abre un sobre en el que le comunican que su propuesta para el nuevo perfume de la marca X ha sido rechazada, pero que muchas gracias de todos modos y otra vez será. George Clooney se pone muy triste.

Siguiente imagen: Clooney en la oficina, llega un fax de Christina Dior, pidiendo propuestas para una nueva fragancia masculina que se va a llamar Fahrenheit. Clooney empieza a preparar las muestras. Los técnicos de laboratorio cuchichean y se ríen a sus espaldas en plan “Este tío es tonto, otra vez con su rollo del té verde“.

Pero Clooney es un Verdadero Artista, por eso sigue preparando sus viales sin hacer caso. Aunque por dentro se siente muy herido.

Y… ¡milagro! Propuesta aceptada. Clooney está en el cóctel de celebración en la sede de Dior. Aquí podría acabar la peli, pero ha pasado sólo media hora y además el ejecutivo de la marca tiene pinta de malo retorcido, lo que deja claro que es pronto para relajarnos.

Y así es. La mañana después del cóctel, todavía con resaca, Clooney recibe una llamada al móvil. Es la becaria de la secretaria del asistente del ejecutivo malo retorcido para decirle que lo del cóctel era broma, que Fahrenheit lo va hacer otro.

Clooney tira el móvil contra la pared y se llena de ira (lo que en realidad es un gazapo, porque a principios de los ’90 un móvil no lo tenía cualquiera y además pesaban tanto que no podías tirarlo contra la pared así como así).

Trama secundaria: Un señor también de mediana edad, pero menos guapo que George Clooney (alguien en plan Matt Damon, pero menos famoso… aunque Matt Damon también podría aceptar el papel por amistad con George Clooney, especialmente si este produce la peli), está iniciando un negocio de diseño de frascos de perfumes.

Este señor se llama Thierry Bachmakoff, casualmente es amigo (o, a lo mejor, incluso familiar) de Clooney, y las está pasando francamente putas para arrancar el negocio. Matt Damon está atrapado en el famoso bucle infinito de “para darle el proyecto necesitamos referencias, para conseguir referencias necesita un proyecto“.

En este momento aparece Una Bella y Elegante Condesa Italiana o Algo Así (Monica Belucci, nada de castings), representando una famosa marca de joyería, llamémosla Bulgari.

La condesa italiana tiene un lío con el Matt Damon y a raíz de este lío confía en él lo suficiente  como para darle un proyecto: Diseñar el frasco del perfume que Bulgari quiere lanzar. Nada ambicioso, algo discreto y agradable para perfumar las tiendas y que los clientes puedan comprar si de verdad les gusta.

Matt Damon se acuerda de su primo George Clooney, al que le han hecho la putada con lo de Fahrenheit, y se lo presenta a la condesa de Bulgari.

Como esta es una peli de Hollywood para el público femenino, entre la condesa y Clooney hay mucha química, tensión sexual y hasta amor verdadero encontrado en el momento equivocado.

La condesa convence a sus directivos para que acepten el frasco de Matt Damon con el perfume de George Clooney. Podríamos acabar la peli aquí, pero quedaría un poco sosa, sin un verdadero triunfo para tirarle a la cara al ejecutivo retorcido de Dior. Así que rodamos unos 5-10 minutos más.

En estos minutos adicionales Clooney no es que esté muy contento con haberle vendido el perfume a Bulgari. Su creación era algo extraordinario, hecha para conquistar el mundo, no para perfumar una tienda, aunque sea de Bulgari.

Y en este momento ocurre el milagro: Empiezan a llegar los informes de ventas. El perfume (al que llamaremos, casualmente, Eau Parfumée au Thé Vert) se vende por litros. Hay roturas de stock y listas de espera por todo el mundo. El ejecutivo malvado es despedido. La condesa no consigue seducir a George Clooney, pero siguen siendo amigos.

Nuestro protagonista encuentra por fin la paz y vuelve a tomar el té en el jardín de su casa de Provenza junto con su mujer.

Basado en hechos reales, excepto la condesa, personaje ficticio que me he inventado por exigencias del guión.

Ficha técnica del perfume

Año: 1993
Tipo: Perfume unisex
Creador: Jean Claude Ellena
Categoría: Perfume Cítrico
Salida: Bergamota, Cardamomo, Azahar, Pimienta
Corazón: Rosa, Jazmín
Fondo: Té Verde, Musgo, Haba Tonka, Cera de Abejas
Comentario: Se trata del primer perfume que utiliza un acorde de té y el mejor hasta el momento.

Comprar Eau Parfumée au Thé Vert de Bulgari

Después del análisis que hemos hecho, no me extrañaría nada que tengas ganas de probar el perfume, ¿verdad? Pues bueno, tenemos algo para ti. Como ya sabes, contamos con un sistema que localiza el precio más bajo posible para tal o cual perfume.

Así pues, haz clic en el siguiente botón y te redirigiremos automáticamente a la tienda online donde más barato está disponible: