Angel Men, uno de los mejores perfumes de todos los tiempos.

A*Men o Angel Men, como se conoce en EEUU, es la interpretación algo menos intensa de la versión femenina del perfume, Angel. Inspirado por los recuerdos de las ferias de la infancia de Thierry Mugler, Angel te inunda (y el uso de esta palabra no es casual) con olores a café, miel, frutos rojos, caramelo, chocolate. Para compensar la avalancha de dulce y para evitar el empacho, la composición del Angel original está equilibrada con nada menos que 30% de pachulí amaderado. Aún así, o a lo mejor justamente por eso, un comentario habitual sobre este perfume es que no se debería llevar en el trabajo, o lo mucho que destaca en espacios cerrados.

A pesar de su relativamente corto curriculum (fue presentado en el ‘92), Angel es ya parte de la historia del perfume, porque fue el que lanzó la “contrarreforma” de los ’90, cuando todo el mundo olía a CK One, ozono, mar y sandía. Angel lanzó la corriente de los perfumes gourmands (los que huelen a comida) y actualmente su posición en el mundo de las fragancias es comparable con la de los perfumes icónicos como Shalimar de Guerlain y Opium de Yves Saint Laurent. O sea, un clásico. Lo puedes querer, lo puedes odiar, pero no puedes ignorarlo.

Cómo es Angel Men

Pero volvamos a Angel Men. Como os decía, se trata de una versión un poco más tranquila del perfume para mujeres. Las notas de salida son Bergamota, Lavanda, Cilantro, Menta. Las notas de corazón, Pachulí, Granos de café y Cedro del Atlas. Las de fondo, Vainilla, Caramelo, Chocolate, Haba Tonca y Almizcle.

Un perfume fuerte como A*Men no se debe juzgar después de probarlo en una tira de papel de la perfumería o nada más ponérselo en la muñeca. Para averiguar qué te puede ofrecer debes llevarlo un día entero, dejando que se desarrolle. Por eso ayer decidí probarlo, dedicándole todo el día.

Podría ser el efecto de la documentación previa, pero apenas noté las notas de salida. Esperaba un perfume gourmand y eso fue lo que encontré. A lo que olía mi mano era a trufas de chocolate amargo, acompañadas por un buen café. El olor era más bien seco, amargo y… caro. Las trufas no eran de un lote de Navidad del montón. El perfume a chocolate me acompañó una hora más o menos, para pasar a ser algo cálido, confortable, envolvente hacia el final del día: el pachulí combinado con cedro y habas tonka. Las sensaciones que me transmitía eran de confianza y seguridad, la de un hombre fuerte, protector, de los de antes.  Un Clint Eastwood con menos años y un jersey de cachemir.

Qué hacer si odias Angel Men

Una vez más, y en este caso más que en cualquier otro, no debéis limitaros a la primera impresión. Si os resulta interesante lo que habéis leído sobre este perfume en su versión para hombre, pero vuestra nariz se rebela y se niega a encontrarle la belleza, dedicad tiempo para conocerlo mejor. Probadlo varias veces. Guardad las tiras de papel para volver a ellas uno o dos días después (aunque tengan poco que ver con el perfume en vuestra piel). Sólo después de esto, decidid si os gusta o no.

Tania Sanchez, la colaboradora de Luca Turin en su exhaustiva guía de perfumes, decía de la versión femenina de Angel que inexplicablemente volvía a probar este perfume una y otra vez, encontrándolo desagradable cada una de las veces, para, después de todo, acabar comprándolo. Me encantaría que os pasara lo mismo con Angel Men.

¿Por qué hacerlo?

¿Por qué creo que vale la pena hacer el esfuerzo?

Hay perfumes fáciles de querer. Son como la canción del verano. Pegadiza, te pone de buen humor desde el primer segundo. Pero son sensaciones de usar y tirar. A los dos meses ya no la aguantas, ya te ha dado todo de lo que era capaz. Angel es un perfume más similar a la música clásica: hay que aprender a quererla, pero su capacidad de regalarnos emociones es inagotable.

O, si queréis, lo traduzco al idioma de las frases para camisetas: si no cuesta nada, no vale nada.

Anuncio de A*Men:



Olga R.
  • Obra maestra (te guste o no).
5
User Rating: 4.7 (3 votes)
Sending
Deja una respuestaComentarios (7)
  1. CHOICE 15 julio, 2010 en 21:56

    Es de las pocas colonias que generalmente es odiada por los hombres (a quien va dirigido) y amado por las mujeres.

    La compré hace varios años en un chollo que pillé por ebay, edición metálica con paño y todo para tener limpio el bote. Todo el mundo (chicas y reviews en internet) hablaba de lo bien que olía este perfume… y no me pude resistir.

    Al principio no la aguantaba, me parecía demasiado fuerte y no encontraba que podía sentir mi entorno femenino en este aroma, pero gustaba… total que la dejé apartada al fondo del armario, a mi tambien tiene que gustarme.

    Hará un par de años la di otra oportunidad y ahora si, ya he madurado lo suficiente para apreciar su aroma, y me gusta.

    Me hace gracia que aún en verano, andando por la calle, puedo sentir la estela de alguien que utiliza A*Men o Le Male, y lo siento pero no lo soporto, para mi son perfumes de INVIERNO, o para tiempos fríos.

    ResponderCancelar
  2. Esteban 22 agosto, 2010 en 3:00

    Extraño, inesperado, profundo, enigmático, único, seductor, impactante! Desde el mismo instante en que lo percibí me atrajo provocando sensaciones encontradas. Ese fue mi primer encuentro.

    Semanas después volví para probarlo nuevamente y siguió siendo tan enigmático como la primera vez. Lo compré, y por ahora lo estoy disfrutando.

    En otra oportunidad les comentaré como sigue mi A*MEN!

    ResponderCancelar
  3. M.David 26 agosto, 2010 en 0:35

    Aroma muy original, muyyyyyyyyyyyyy perdurable y con una proyección a fuerza de bombas! Es un LOVE/HATE………mi primera impresión fue hate……ahora tengo claro que tarde o temprano compraré un frasquito de 30 ml para usarla en algun que otro evento nocturno!

    Saludos

    ResponderCancelar
  4. Esteban 19 noviembre, 2010 en 12:43

    ANGEL*MEN me esta dando muchas satisfacciones, porque cada vez que lo uso, tanto las féminas, como los señores, elogian el perfume.
    En general lo uso de noche…. pero también he probado de usarlo durante el día colocándome solo un touch debajo de la ropa, y el resultado fue exitoso.!!!
    :)

    ResponderCancelar
  5. fafacucu 7 abril, 2012 en 9:05

    Hola a todos, hace poco compre el A MEN pero no se si cambiarlo porque mis amigos me han dicho que nauseabundo. Yo lo elegí por su potencia, originalidad y dulzura, pero no se si cambiarlo por el Dior HOMME INTENSE o por el TERRE de Hermes. Espero que puedan ayudarme saludos!!

    PD: Otros perfumes de mi agrado y que poseo son, LE MALE y VERY IRRESISTIVE (el verde)

    ResponderCancelar
  6. Olga R. 7 abril, 2012 en 9:52

    Una pena que a tus amigos no les guste. No lo cambies, es bueno tenerlo en tu colección.

    ResponderCancelar
  7. alfonso 19 octubre, 2012 en 13:46

    Hola a todos, entre le male y a men de tierry mugler,sin lugar a duda el mejor es A men,ya que es un perfume que sabiendolo usar en pocas proporciones seduce a cualquiera, tanto a hombres como a mujeres.Recuerdo la primera vez que lo prove, me recordo a mi infancia olia como a unos dulces echos al horno de huevo y azucar que los llamamos en america Suspiros ummmm una delicia, no se porque me trajo buenos y dulces momentos esafue mi primera impresión, no lo compre ya que antes devia provar le male y nada el de gaultier no va con mi piel, no se pero creo que las notas de comino y cardamomo juntas me dan un echate para atras en mi piel. En otros chicos en cambio huele de maravilla, nada elegi a A Men de eso hace casi 12 años y si que me duro cerca de 8 años jeje lo tenia como un elixir especial solo para momentos muy que lo ameriten usarlo y bien guardado en su cajita y en un sitio oscuro donde lo le afecte los cambios bruscos de temperatura.Con este perfume te sientes seguro y muy seductor,te da esa segunda naturaleza capaz de atraer hacia ti a laa persona que deseas, y bueno a las que no también jeje… en fin es una muy buena eleccion lo recomiendo siempre y cuando te gusten los perfumes intensos y orientales.

    ResponderCancelar

Debes estar logueado para comentar. - Iniciar sesión